Lo que me mueve a escribir

La nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición (una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular) es un elemento fundamental de la buena salud.

Una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, y reducir la productividad.

El sobrepeso y la obesidad, que se corresponden con un índice de masa corporal (IMC*) elevado, son factores de riesgo para desarrollar enfermedades no transmisibles, como las siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares).
  • Diabetes tipo II.
  • Trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante).
  • Algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

En octubre de 2017 se publicó la siguiente noticia:

“El número de niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 5 y los 19 años que presentan obesidad se ha multiplicado por 10 en el mundo en los últimos 40 años. Las conclusiones de un nuevo estudio dirigido por el Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que, si se mantienen las tendencias actuales, en 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que con insuficiencia ponderal moderada o grave”.

Según un estudio publicado en 2018 por la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la Organización Mundial de la Salud:

En España, alrededor de un 40% de los pequeños tienen sobrepeso u obesidad, una cifra que solo supera Chipre. Entre ellos, un 19% de los niños –casi uno de cada cinco– y un 17% de las niñas sufren obesidad. En el otro extremo, los países con menos obesidad infantil son Francia, Noruega, Irlanda, Letonia y Dinamarca, donde la prevalencia no alcanza el 10%.

Detrás de las cifras tan elevadas en el sur de Europa podrían estar los hábitos de vida. En algunos países, el estudio de la OMS ha detectado bajos niveles de actividad física y de ingesta de fruta y verdura, así como un consumo elevado de dulces y bebidas azucaradas: 

En España, solo un 30% de los niños comen fruta cada día, cuando la OMS recomienda ingerir un mínimo de 400 gramos de vegetales al día. En el caso de las verduras, la cifra es aún inferior: un 10%, el valor más bajo de toda Europa. Otros factores que pueden contribuir a la alta prevalencia de obesidad entre los niños españoles es que duermen menos horas y practican menos deporte que en otros países europeos.

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Sin embargo, además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina (diabetes tipo II) y efectos psicológicos.

Se trata de cifras alarmantes. Si no hacemos algo por cambiar dichas cifras, los niños y adolescentes sufrirán cada vez con mayor precocidad enfermedades propias de adultos.

Como médico veo a diario los problemas de salud asociados a una mala alimentación.

Como madre quiero nuevas ideas, recetas fáciles, rápidas y sabrosas.

Renacuajos en la despensa nace con la idea de informar a los padres e intentar que los niños adquieran el hábito saludable. Ofrecer alternativas que también resulten atractivas a los niños y a los que ya no lo son tanto.

Con la ilusión de que las cosas puedan cambiar tanto en los hogares de las familias como en los colegios, comedores escolares y hospitales.

¡Comenzamos!

OMS
Haz click en la imagen para acceder a la web de la OMS.

—————————————————————————————————————————————–

* El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros: IMC = peso [kg]/ estatura [m2]

** Imagen de portada publicada en el periódico argentino eldia.com en una noticia de obesidad infantil en junio de 2018.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s